lunes, 3 de marzo de 2014

El teorema de la Roja. (La justificación de porqué alguno lloramos con el gol de Iniesta)

Se ha escrito mucho sobre el triunfo de la Roja, yo voy a aportar mi granito de arena, enunciando el que podría conocerse como el teorema de la Roja que dice que la alegría del español al ganar el mundial de futbol de Sudáfrica es directamente  proporcional a la edad del español, es decir, a mayor edad mayor alegría, y se demuestra porque  cuanto mas mayor es el español mas fracasos de la selección acumulaba en la retina.
En mi caso mi primer recuerdo con 11 años fue como no fueron capaces de clasificarse para el mundial de Alemania  del 74 en un grupo que solo estaba Yugoslavia y Grecia, con Kubala de seleccionador,  entonces había menos países porque la URSS y Yugoslavia no se habían atomizado, y las fases de clasificación para los mundiales eran de grupos de 3 o 4 equipos.
Luego lo siguiente fue el no gol de Cardeñosa que fallo a puerta vacía contra Brasil y nos apeo del mundial de Argentina, el fracaso de aquel mundial se personalizo en el injustamente, era el cerebro del equipo, el Xavi de la época, os imagináis lo que le hubiese llovido a Iniesta si llega a tirar el balón a las nubes en vez de acertar.
Realmente en el mundial se fracaso en el primer partido perdiendo con Austria de Hansi Krankel que luego ficharía el Barcelona.
Después vino el ridículo del mundial de España, quedamos segundos de un grupo facilísimo y nos cruzamos con Alemania que luego seria finalista, hasta entonces ningún organizador de un mundial lo había hecho peor.
A continuación fue el disgusto de la Eurocopa de Francia, después de vencer increíblemente a Alemania con gol de Maceda, se le escapa al pobre Arconada, ídolo de todos los niños de la época, el balón cuando lo tenia agarrado encima de la línea, después de parar un tiro de falta de Platini en la final contra la propia Francia.
Unos meses antes se había producido una isla en el océano de mala suerte de la selección , fue el increíble 12-1 a Malta en la fase de clasificación, Había que ganar el partido por una diferencia de 11 goles, si no, por diferencia de goles se clasificaba Holanda en el grupo, y la cosa empezó mal metiendo el primer gol Malta, pero el seleccionador era Miguel Muñoz, y se había traído la suerte del Real Madrid de las copas de Europa, a la selección española, aunque no le basto para ganar ningún titulo.
A continuación el mundial de México 86, que partidazo contra la Dinamarca de los hermanos Laudrup, había impresionado esa selección en aquel mundial, pero llego Butragueño y tuvo la tarde de su vida metiendo 4 de los 5 goles, pero luego nos esperaba la mala suerte con Bélgica y la tanda de penaltis y el fallo de Eloy.
Y el del 90, y el del 94, y el 98, y el 2002, y el 2006, de esa época lo que recuerdo sobre todo era el antifútbol de Javier Clemente y la desesperación de ver los fallos de Julio Salinas en el área contraria, y las cantadas de Zubizarreta.
Por eso cuando llego la alegría de la Eurocopa del 2008, nos hizo soñar que quizá podríamos aspirar a ser campeones del mundo y cuando se cumplió el sueño el domingo  11 de julio no os extrañe  a los mas jóvenes que a los que pasamos de los 40 se nos saltasen las lagrimas, llevábamos el corazón lleno de desilusiones acumuladas.
A veces le digo a mi hija que lo primero que ha visto hacer a la selección es ganar una Eurocopa y un Mundial y que yo he tenido que esperar 40  años para ver lo mismo, pero creo que en los próximos años voy a ver algunos triunfos mas porque la estrella que van a llevar encima del escudo nos dará suerte porque no querrá estar sola y querrá tener una compañera.
Si algún dato fuese erróneo  pido disculpas porque salen de las frustraciones acumuladas en mi memoria y a veces después de tantos años puede fallar.

Si has leido este arículo y te gustan otros deportes y conoces algo de construcción, aunque sea solo como comprador de tu vivienda lee el Tour de la edificación.
http://mgongarcia.blogspot.com/2010/09/el-tour-de-la-edificacion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario